Automotriz

Corrupción en autos «chocolate», acusó AMDA

Publicado

en

La industria automotriz nacional se encuentra estancada con ventas de autos nuevos afectadas por la falta de semiconductores, desconfianza y endeudamiento del consumidor; además de cifras de vehículos usados importados (chocolate) no vistas desde 2014, por el decreto presidencial y una severa corrupción en las aduanas del país, acusó Guillermo Rosales Zarate, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de distribuidores Automotores (AMDA).

Indicó que buscarán una reunión urgente con las autoridades, ante la inminente prolongación del decreto, que en principio tenía como fecha límite el 20 de septiembre, y que tiene al sector en una franca incertidumbre por la entrada indiscriminada de los denominados autos “chocolate” que ingresan al territorio mexicano a través del crimen organizado y que no son reportados de manera regular ni eficiente por parte de las autoridades con lo que se espera que este año, entrarán 800 mil unidades.

“Una cifra que bien puede superar las 800 mil unidades lo que nos estaría colocando en los niveles que se vivieron entre 2006 y 2012, con los resultados negativos para el mercado formal; tanto de vehículos usados, como de vehículos nuevos que ya conocemos. Hasta el momento no se ha dado a conocer por parte del Gobierno federal de manera formal un cambio en la fecha límite para la regularización, el decreto en su modificación publicada en febrero”, subrayó.

TE PUEDE INTERESAR:

Celebran subsidio para autos eléctricos en EU

Rosales Zarate aseguró que se ha incrementado el flujo de vehículos de contrabando en los últimos meses por lo que una vez más, llamó a la reflexión al Gobierno de la República, para poner fin a este programa de regularización y sobre todo, ordenar el cruce de vehículos en la frontera que “sigue siendo un desorden” para beneplácito de los grupos organizados delincuenciales que son quienes tienen mayor ventaja de esta situación.

En conferencia de prensa, el líder de la AMDA, indicó que el estancamiento en la industria automotriz, aparte de los factores ya mencionados, tiene en contra el incremento de la tasa de referencia del Banco de México para controlar los niveles de inflación y que al mismo tiempo frena la compra de unidades.

“Nos encontramos en este momento en una fase de estancamiento, la cual, de acuerdo con nuestras consideraciones se prolongará lo que resta de este 2022 y en buena parte de 2023, la situación económica, la crisis derivada del Covid y que se ha traducido en disminuciones del poder adquisitivo de la población, en el incremento de las tasas y que tienen un impacto en la compra de vehículos”, dijo.

Los precios de los autos aumentaron 8.67 por ciento en la primera quincena de julio, lo que representa una disminución muy ligera del 9.3 por ciento anualizado.

Detalló que, en el séptimo mes de 2022, se vendieron 83 mil 137 unidades, que a pesar de ser un dato positivo, las ventas anualizadas de agosto del 2021 a julio del 2022, se comercializaron un millón 13 mil 615 unidades, lo que significa una caída del 2.8 por ciento respecto al mismo periodo 2020-2021.

Julio Galván, gerente de estudios económicos de la Industria Nacional de Autopartes (INA), indicó que en lo que va del año en todo el mundo, la falta de semiconductores ha frenado la fabricación de más de 2 millones de autos comparados con los más de 9 millones de 2021.

 3,340 Total de vistas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

En Tendencia

Salir de la versión móvil