Conéctate con nosotros

De tu interés

Propiedad “Fraccional”, una manera segura de invertir en bienes Inmuebles: BIM

Publicado

en

La opción de adquirir inmuebles bajo los esquemas de “propiedad fraccional”, debe conocerse partiendo de la forma cómo se operan y administran estos esquemas. Lo más común es que esos esquemas se implementan a través de un fideicomiso, que es un contrato a través del cual los bienes a “fraccionar” se aportan al patrimonio del Fideicomiso para administrar y reconocer derechos y obligaciones a sus contratantes, dando la encomienda a una Institución Fiduciaria, explica en entrevista para #EnConcretoContigo, Benjamín Granados, Director Nacional de Promoción Fiduciaria en Banco Inmobiliario Mexicano (BIM).

Nuestros servicios están enfocados en atender las necesidades de nuestros clientes y en este caso en particular, es para fraccionar a través del Fideicomiso el bien que es aportado, con la finalidad de poder llevar a cabo, entre otras ventajas, una comercialización manera más eficaz. “Muchas veces una empresa, una desarrolladora, o incluso personas físicas, tienen inmuebles de una alta plusvalía que, posiblemente en escenarios tradicionales, un comprador único no puede acceder tan fácilmente a la adquisición de esa propiedad, sin embargo, una estrategia de comercialización es vender fracciones de esa propiedad a varias personas con el fin de que adquieran derechos sobre ese inmueble y puedan llevar a cabo la disposición de ese bien conforme a los términos y condiciones pactadas en el Fideicomiso y en su caso, a un reglamento”.

El especialista subraya que lo más importante a considerar es que hay derechos reconocidos sobre esa propiedad a favor de cada una de las personas que las adquieren

“Y no solo se trata de una opción para vacacionar, también es una de las formas que se tienen para diversificar la inversión de las personas a través de bienes inmuebles y que desean tener una propiedad, accediendo, además a esquemas de rentas por aquellos periodos que no la ocuparán. En tal caso, el beneficio va más allá de adquirir una fracción de propiedad que se encuentra aportada a un contrato de fideicomiso”.

En el caso de lo que ofrece BIM, “seríamos los dueños fiduciarios de la propiedad del Inmueble aportado, y los dueños de las fracciones (derechos Fideicomisarios), son los que adquieren a través del vehículo esa parte alícuota del bien aportado incluidos los flujos que se llegaren a generar por la renta de ese bien. En realidad el tema de propiedad fraccional, ha ido ganado más terreno y aceptación por aquellos adquirentes que consideren esta figura como un método de inversión, ya que no solo es tener una parte de un inmueble, sino también entrar a un esquema de rentas”.

Granados aclara que no solo se trata de bienes inmuebles ubicados en zonas turísticas los que pueden entrar en estos esquemas, también en las ciudades los desarrolladores y en general las personas, han empezado a ver estos vehículos como un tema de inversión. En estos esquemas no se compra para vacacionar o irse a vivir, se busca maximizar el beneficio adquirido, como por ejemplo, que el inmueble aportado se rente y se distribuyan las rentas entre todos los que tengan un derecho reconocido, convirtiendo el modelo de Propiedad Fraccional en un negocio redondo y seguro ya que hay una Institución Fiduciaria como BIM, administrando el Fideicomiso conforme a los fines establecidos.

Antes lo que se ofrecía en las zonas turísticas eran los tiempos compartidos, que eran espacios en el calendario para tener el derecho de usar el bien por unos días, “a diferencia, la modalidad fraccionada si te hace dueño de una parte alícuota del inmueble, y es aquí cuando hablamos que se puede considerar como una opción para diversificar la inversión de las personas, ya que, por un lado, el Inmueble adquiere plusvalía con el pasar del tiempo y por otro obtienes ingresos por las rentas de ese inmueble, lo que se traduce en beneficio de los propietarios de una Fracción”.

El Fideicomiso de Propiedad Fraccional es claro en sus beneficios, asegura el financiero: “Ofrece seguridad jurídica a todas las partes, al desarrollador o persona física que quiera vender un Inmueble de alto valor, le permite comercializar de manera más efectiva el bien aportado y a los compradores de una Fracción de la propiedad aportada, les permite tener un derecho reconocido que, además, le puede generar ingresos si es que deciden entrar a un esquema de rentas del propio bien. Normalmente los desarrolladores se quedan como administradores del Inmueble Fraccionado y en consecuencia la y los Fideicomisarios que adquirieron derechos (ahora inversionistas) se quedan más tranquilos porque alguien está administrando la propiedad y reciben los beneficios de forma segura”.

 1,944 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.