Conéctate con nosotros

Columnistas

Asuntos del Peso

Publicado

en


La moneda mexicana mostrará un panorama complejo por inflación global y tensiones geopolíticas


El peso mexicano se encuentra sostenido entre alfileres debido a un panorama más complejo en la inflación global y tensiones geopolíticas ante la posibilidad de una invasión rusa a Ucrania, con lo cual podría llevar al tipo de cambio peso-dólar a cotizaciones cercanas a los 21 pesos por dólar en el corto plazo.
El reciente reporte de inflación de Estados Unidos, donde los precios al consumidor alcanzaron un nivel 7.5% a tasa anual, superando las expectativas del mercado de 7.3% y registrando su mayor nivel desde febrero de 1982. En su comparación mensual fue de 0.6%, mismo nivel al registrado en diciembre y mostrando una tasa mensual mayor al 0.5% por cuarto mes consecutivo.
La persistencia de la inflación estadounidense eleva la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) muestre una postura más restrictiva en su política monetaria, además, del pronóstico de hasta cuatro incrementos de 25 puntos base en la tasa de interés de referencia en este 2022.
El mercado de bonos del Tesoro de Estados Unidos percibe una inminente alza de las tasas de interés, por ello el plazo de 10 años incrementó su rendimiento en 10.9 puntos base para ubicarse en 2.05%, nivel no visto desde el 1 de agosto de 2019.
Los miembros de la Reserva Federal comenzaron a realizar comentarios restrictivos, como el presidente de la Fed de St. Louis (miembro con voto en el Comité de este año), James Bullard comentó que le gustaría ver un aumento de 100 puntos base en la tasa de interés antes del primero de julio.
La expectativa anterior podría implicar un incremento de 50 puntos base en el anuncio de política monetaria del 16 de marzo, seguido por dos aumentos de 25 puntos base en las reuniones de mayo y junio. Es importante destacar que Bullard es uno de los miembros con postura más restrictiva dentro del Comité.
En relación lo anterior, es posible que la moneda mexicana tenga poco espacio para una apreciación adicional, por lo que, difícilmente veríamos cotizaciones por debajo de los 20.30 pesos por billete verde, con expectativa de que las operaciones podrían fluctuar en un rango de negociación entre 20.40 pesos como nivel mínimo y 21 pesos como precio máximo.
La reciente apreciación del tipo de cambio peso-dólar se derivó en parte del aumento de la tasa de interés de referencia del Banco de México (Banxico) en la semana previa, el cual resultó de 50 puntos base para llevarla a un nivel de 6%, y con amplias posibilidades de que la siga subiendo en los próximos meses.
El peso mexicano finalizó la semana anterior con una apreciación de 1.51%, equivalente a una revaluación de 31.37 centavos, para ubicarse en un precio de 20.4188 pesos por dólar según información del Banxico, tocando un precio máximo de 20.6995 pesos y un mínimo de 20.3512 pesos por dólar.
La moneda mexicana se ubicó en la sexta posición entre las divisas más apreciadas, sin embargo, la divisa más revaluada resultó el peso chileno con una ganancia de 2.36%, seguido por el sol peruano con una apreciación de 1.84%, el rand sudafricano con 1.63%, el real brasileño con 1.47% y el dólar australiano con 0.90%.
La próxima semana, la atención se centrará en la publicación de las minutas e intervenciones de los miembros de la Reserva Federal (Fed). Además, el canciller alemán visitará Ucrania y Rusia.
Los ministros de defensa de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) se reunirán en Bruselas y los ministros de finanzas, y banqueros centrales del G-20 se reunirán en Indonesia.
La agenda en Estados Unidos incluye ventas al menudeo, producción industrial, inicios de casas e indicadores regionales de manufactura (Philly Fed y Empire), entre otros. En México, se anunciará el Indicador Oportuno de Actividad Económica correspondiente a enero.

 132 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.