Conéctate con nosotros

Columnistas

Asuntos del Peso

Publicado

en

El escenario del peso mexicano para este 2020 se vislumbra con menores presiones alcistas, además de observarse una baja volatilidad sobre todo en el segundo y tercer trimestre, con la expectativa de que las cotizaciones se mantengan por debajo de los 19.50 pesos por dólar.

La mayoría de los analistas del medio financiero están convencidos de que el tipo de cambio peso-dólar hacia el cierre de las operaciones de este año podría fluctuar entre 19.30 y 19.50 pesos por billete verde, bajo la perspectiva de que el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump gane las elecciones que celebrarán en este año (noviembre).

La expectativa de un tipo de cambio estable para este 2020 se podría explicar en parte por el superávit de la cuenta corriente, donde se percibe que el gobierno continúe con esta política de finanzas públicas ordenadas, respetando los niveles de endeudamiento para este año.

El acuerdo que alcanzaron entre presidente de Estados Unidos Donald Trump y el gobierno de China en lo que se refiere a la “primera fase”, vino a generar un mayor optimismo entre los participantes del mercado, lo cual generó la perspectiva de una mayor estabilidad de la moneda mexicana para los siguientes meses.

El pacto fue que se cancelaba la imposición de aranceles a las importaciones de China por el monto de 165,000 millones de dólares de que se impondrían a partir a partir del pasado 15 de diciembre. Además, el viceministro de comercio de China Wang Shouwen señaló que dicho acuerdo se verá la eliminación de los aranceles sobre los productos chinos en etapas.

En relación al efecto que tendrá en el peso mexicano para este 2020 la aprobación del tratado comercial Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC), será positivo y una vez que sea ratifica en Estados Unidos por la Cámara de Senadores en febrero, se podrían observar cotizaciones cercanas a los 18.50 pesos por dólar.

La política del Banco de México (Banxico) de baja de tasas de interés para este año, donde el instituto central podría hacer cuatro ajustes a la baja, con el pronóstico de llevar el costo del dinero a niveles de 6.25%, el tipo de cambio peso-dólar previsiblemente no presentaría presiones, por nivel de inflación bajos que existiría en la economía interna.

El tema del Brexit previsiblemente no tendría efectos en el mercado de divisas internacional y por ende a la moneda mexicana, debido a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea sería ordenada, luego de que el primer ministro de Inglaterra, Boris Johnson ganó las elecciones el pasado 12 de diciembre la mayoría absoluta al obtener 47 asientos más en el parlamento y el mercado lo vio positivo.

La estabilidad del tipo de cambio también se explicaría por la baja en la probabilidad de que ocurra una recesión económica en Estados Unidos para los próximos 12 meses, pues ya se encuentra en 21.6%, aunque es importante señalar que a mediados del año pasado el pronóstico de una recesión económica era del 36%.

El ajuste a la baja en la probabilidad de recesión entre agosto y noviembre se deriva a la disminución en la percepción de riesgo en el mercado estadounidense. A diferencia del resto del mundo, en donde se mantuvo la incertidumbre debido a señales de desaceleración en las principales economías del mundo, Estados Unidos marcó una notable excepción.

El relajamiento de la postura monetaria de la Reserva Federal (Fed) fue otro de los factores que explicó la disminución en la probabilidad de recesión en los próximos 12 meses. Además, de la mejor expectativa de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

 585 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *